29/6/09

FLEXIBILIDAD

¡¡¡eooooooo!!! ¿¡hay alguien!?

Ya hemos encontrado la solución, la flexibilidad. Resulta que entre las críticas a la categorización diagnóstica, algunas voces dicen que no se debe intentar encajar a las personas en la rigidez de una categoría diagnóstica, que cada persona es distinta por lo que requiere una intervención distinta… Pero, ya encontramos la solución, se trata de hacer el trastorno más flexible, nos apiadamos de aquellos que no cumplen criterios, pobres, por una tontería de ná no se van a quedar sin trastorno.

Pues que en eso estamos con el trastorno bipolar, que algunos cerebros avezados ya son capaces de detectar en edad preescolar (que coño, ¿el chaval se ata el abrigo al cuello y estirando los puños, dice que vuela?... está en una fase claramente maníaca, ya le daremos algo para que se babe… no vaya a ser). Que dicen, que en el número de Julio del Journal de la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry , aparece un artículo que pretende acabar con la polémica (¿?¿?) acerca de si es o no necesaria la presencia de euforia para establecer el diagnóstico del trastorno bipolar en niños, que parece que con un poco de mala leche llega. Eso, que la fase maníaca en adolescentes se caracteriza más mejor por la irritabilidad (¿irritabilidad un adolescente?... no puede ser, es cierto ahí tiene que haber algo raro… y si a la irritabilidad se une que el chaval pasa mucho tiempo en el baño y sale colorado, realmente hay que asustarse, esto es muy extraño).

Esta idea de flexibilizar los diagnósticos está calando seriamente. Dicen las malas lenguas que hay quien alega que para la nueva clasificación del DSM V, debemos renunciar a las categorías diagnósticas cerradas y substituirlas por otras continuas (ya sabes, de naturaleza espectral... ¿podríamos hablar de trastorno del espectro depresivo, o ansioso?). Al margen de consideraciones de tipo personal (a mí, los espectros me acojonan hasta en el cine), lo cierto es que la idea es buena, mucho más inclusiva, menos discriminatoria, todo el mundo con su trastorno. Así nos ahorraríamos el engorro de tener que cargarnos criterios diagnósticos para que las personas puedan cumplirlos más cómodamente.

PERDONEN LAS DISCULPAS

...Pues como había que ir, al final fui, (a los encuentros, digo). Pude disfrutar como un gorrino con la habitual batería de datos y referencias de Gonzalo, con el estilo de Emilio y su forma de destilar el acto terapéutico en una esencia atencional, con el empeño de Pepe en la necesidad de basar la toma de decisiones en una sesión de terapia sobre evidencia en lo posible empírica (algo bien diferente a aquello de terapia centrada en la evidencia), ofreciéndonos al tiempo datos muy interesantes procedentes de alguno de sus trabajos, con el repaso de Carlos sobre la historia de la Terapia Familiar de Galicia y con la confesión de Valentín acerca de sus relaciones con la Big Farma gracias al hallazgo de su Relacionil Forte, procediendo a la explicación completa de su prospecto, un abrir boca a la lectura de su libro sobre alianza terapéutica, altamente recomendable (comprobado).


El día, superó absolutamente mis expectativas, no por la calidad de las ponencias (ya que no esperaba menos) si no porque, como siempre en estas cosas, lo interesante surge en los pasillos. Reencontrarme con viejos maestros (enormes, Jose Antonio, Charlie, Celia y Emilio) y apreciados colegas como Juanma e Idoia, poder disfrutar de apasionada conversación (sobre terapia, claro) con estos amigos de A Carón además de Jorge y Noemí de Ítaca, frente a un plato de navajas y vino de la casa… (vamos, un gustazo). Y en los pasillos fue cuando se me acumuló el chollo, justo intentaba adaptarme a una noticia que supuso un auténtico bombazo para mí, cuando hacía esfuerzos por asumir un reconocimiento absolutamente inmerecido (al menos no más merecido que el que merecen aquellos con los que acababa de compartir mesa y conversación), en este estado de extraña confusión me doy cuenta que os “encontros galegos” tienen más de “encontros” y menos de “Galegos” de lo que yo pensaba.


El caso es que, finalizadas las ponencias oigo que alguien me pregunta ¿Tu eres Antonio Olives, el de El Rincón de Jano? Un colega de Andalucía que se había decidido acudir a esta jornada tras enterarse por estos lares cibernéticos. No es la primera vez que conozco a un lector del blog, pero esto tenía un carácter especial (creo) aliñada con mi propia timidez, la confusión, el camino que había recorrido el colega para acudir al evento y con el contexto en el que nos encontrábamos.


Como a veces pasa en situaciones como esta… voy y la cago, envuelto en la clásica paradoja del sé espontáneo –vamos Antonio, ahora es cuando tienes que decir algo ocurrente- y como lo más ocurrente que me venía a la cabeza era un - … pues… parece que va a llover – o un –jaaarr, condemor… pecador de la pradera, fistro – tuve que elegir entre poner cara de gilipollas o de tonto´l pijo, optando finalmente por un híbrido entre ambas… lamentable.


Ni un – tomamos una caña – ni pregunté por el colega con el que acudía, ni nada de nada, sólo la cara de gili-tonto-elpijo. Vamos que, lamento que mi presencia corpórea sea tan patética (a veces parezco normal, lo prometo). Amigos, tenemos una larga conversación pendiente, un saludo y…


¡Perdonen las disculpas!...


Al menos espero que hayáis disfrutado de los encontros tanto como yo.

19/6/09

QUE DIGO YO... HABRÁ QUE IR


Valentín Escudero Carranza

“Lo llevaría al psiquiatra pero necesito los huevos:

lo imprescindible de la relación terapéutica”

Emilio Gutiérrez García

"Desmontando la complejidad:

terapia con lo imprescindible"

Gonzalo Martínez Sande

“Brújulas y mapas para el viaje por el reino de la enfermedad.

Una aproximación descriptiva”

José Luis Rodríguez-Arias Palomo
"Cómo hacerlo fácil: El ajuste a la postura de la familia"

Carlos Álvarez García

"Modos y Modas de las intervenciones psicoterapéuticas en la red de salud mental:

reflexiones en torno a la formación en Terapia Familiar de los psicólogos clínicos del SERGAS"



NO PINTA MAL

9/6/09

LA CULPA... DE LA SOCIEDAD

NO SE QUIÉN ES ESA SEÑORA, PERO SEGURO QUE TAMBIÉN MATÓ A KENEDY

Hoy en la Voz de Galicia se hacen eco del seminario “Depresión, otros tiempos, otras miradas. Una enfermedad de largo recorrido”. En el que los señores listos se han reunido preocupados por el avance de la depresión en sociedades desarrolladas, especialmente en colectivos “que hasta hace no mucho eran inmunes” como es el caso de los niños. La conclusión de los asistentes al seminario es que “ha disminuido la capacidad de afrontamiento de los problemas por parte de la sociedad”. Nos cuenta un miembro de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria que “nos encontramos en la consulta con que la gente nos viene con problemas porque lo ha dejado la novia o ha suspendido un examen”… vale, más o menos de acuerdo, pero luego toca hacernos la pregunta de ¿cómo nos ha pasado esto? Y la conclusión a la que llegan los seminaristas es que la culpa es de la educación, la sobreprotección, de los móviles, el consumismo, la sociedad… bla, bla…

A mí se me ocurre otra respuesta distinta a esta pregunta, y como soy gallego mi respuesta tiene que ser otra pregunta ¿quién se beneficia de esto?... Por cierto ¿mencioné que el seminario lo organiza Lundbeck?, distribuidora de Cipralex, que organizan estos eventos porque están preocupadísimos por el avance de la depresión y están deseando encontrar una cura universal que le devuelva a la sociedad su capacidad de frustración pudiendo así librarse del engorro de tener que vender sus pastillas.

Que digo yo, cuando el chaval abandonado acude a este médico y le cuenta que le ha dejado la novia, que no duerme, que no come, que tiene un nudo en la boca del estómago y no para de llorar. ¿Cuál será la reacción del galeno en cuestión? (voten por favor).

A.- Bien, todo trascurre según el programa, estarás así una temporadita, si dentro de tres meses los síntomas persisten vuelve por aquí y hablamos.

B.- Comenzaremos un tratamiento de choque tradicional, que incluye cuatro cacharros dos veces por semana, acompañado de alguno de los amigos a los que has dejado de llamar. Y si alguna señorita con ánimo de consuelo se compadece de ti, recuerda comenzar siempre la conversación con aquello de: no estoy todavía preparado para una nueva relación.

C.- Tienes un Trastorno Adaptativo o Depresión reactiva o (lo que se le ocurra) así que te tomas esto y esto otro que va muy bien para lo tuyo (y además organizan unos seminarios chulísimos).

Alguno podría pensar que una respuesta C, contribuiría al sobrediagnóstico y a la sobremedicación, pero no se asusten, uno de los seminaristas nos explican aquí, que en realidad la depresión está infradiagnosticada y que el tratamiento se deja demasiado pronto.

Así que la culpa es de la sociedad, pero nosotros no tenemos que ver, sólo estamos aquí para aliviar el sufrimiento. Ahora el rito tradicional para despedir a los nuestros (que de forma tan efectiva acompañaba al duelo) incluye velatorio, santa misa y benzo sublingual (muy oportunamente suministrada por el personal del tanatorio, o por un familiar que haya pasado por trance similar) A lo mejor es cierto que nos hemos debilitado, pero para que esto pasara alguien le ha explicado al mundo que la pena es una enfermedad y que tiene cura (la nuestra).

A veces, la pena es sólo pena (otras veces no, pero esa es otra historia).

5/6/09

SMS


Prce q n ls USA stn preocpds x la cstumbr d ls adlscents d cmnicarse a trvs de sms, Sgun Nielsen Surveys, l adlscent mdio amricno nvía o rcib 80 sms x dia y sgún ls exprtos ¿?, sto pued llvar a pdecer ansdad, prblms d sueño y prblmas scolars. Sherry Turkle cree q ls sms stan ¡¡¡amnzndo l dsrrllo d 1 gnracn!!!

(T9)

Mensaje apocalíptico donde los haya, esto de que los mensajes de texto van a echar a perder una generación entera… ¡sin exagerar!, siempre puedes seguir los pasos de Ben Cook, que lejos de ser un dechado de virtudes académicas, cuenta entre sus habilidades ser capaz de escribir en su móvil “The razor-toothed piranhas of the genera Serrasalmus and Pygocentrus are the most ferocious freshwater fish in the world. In reality they seldom attack a human” en 49 segundos (lo flipas), habilidad a la que se suma la incredible capacidad de ganarse el pan con ello. Pues eso, que si bien el foco de preocupación de estos sesudos señores es que tal costumbre supone una media de 80 interrupciones diarias en su vida, también es cierto que la práctica llevará a la excelencia en habilidades mensajiles, lo que hará que las interrupciones sean menos intrusivas, vamos… que la cosa sería grave a partir de los 120 mensajes (criterio a incluir en el DSM V)


Ya están tardando las investigaciones sobre las bases genéticas del TGCCMMMP / DR “Trastorno Gravísimo-Crónico del Chaval que Manda Mensajes a pesar de que tiene Móbil de Prepago. Con y sin Digitohipersensibilidad Reactiva”, también tardan los manuales de tratamiento (del experto que lo descubrió), la pastillita (sólo para reducción sintomática, pues está claro que lo ideal es el tratamiento combinado… es que hay que repartir), las asociaciones de padres de niños afectados y las investigaciones sobre las repercusiones del trastorno en la edad adulta.

Lo siento (es que hoy tenía el día tonto)